Drenaje Linfático

El drenaje linfático es una técnica de masaje terapéutico que se aplica con la finalidad de “activar el funcionamiento del sistema linfático superficial y así eliminar el líquido y las moléculas del espacio intercelular”.

El drenaje linfático se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, se realizan con el fin de drenar la linfa, que por cualquier causa se encuentra estancada, para su evacuación normal hacia el torrente venoso, eliminando los edemas.

El drenaje linfático estimula el sistema circulatorio, contribuyendo a la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan celulitis, flacidez, edemas y algunos trastornos venosos como las várices.

La clave del éxito de esta terapia está en el drenaje de las proteínas y del líquido insterticial, que no son capaces de drenarse por otros medios o equipos, por ejemplo el equipo de presoterapia sólo drena el líquido intersticial.

Como cualquier tratamiento los beneficios serán permanentes o son solo temporales dependiendo de la causa del edema.

INDICACIONES:

 >>


Para elegir el tratamiento más adecuado para usted, consulte a nuestro médico especializado en Medicina Estética.

El Método Reabel® emplea procedimientos seguros, mínimamente invasivos, para lograr rostros y cuerpos Realmente bellos y saludables. Y ofrece soluciones individualizadas acordes a las posibilidades económicas de cada paciente.