La limpieza facial profunda (LFP) consiste en eliminar del rostro la capa de células muertas, así como los residuos de cosméticos, contaminante ambiental y otro tipo de impurezas que influyen en la aparición de manchas, piel marchita, puntos negros o del acné.

En la LFP del Método Reabel ® seguimos un riguroso protocolo que nos asegura una limpieza eficaz, no agresiva y un aporte adecuado de nutrientes. Este proceso beneficia la renovación celular, suministrando los principios activos y las vitaminas necesarias para lograr una piel sana, tonificada y radiante.

LFP es el tratamiento de primera elección en el acné, en cuyo caso su frecuencia se establece una vez por semana hasta lograr controlar el acné (generalmente 3-4 sesiones).

En las pieles normales la frecuencia de indicación va desde 3 meses a 6 meses dependiendo de varios factores como lo son la presencia de impureza, grado de resequedad, edad, etc.

Para el tratamiento del acné aplicamos los siguientes procedimientos:

En el Método Reabel® abordamos esta Afección a través de los siguientes pasos:

Evaluación médica para:

  • Obtener un diagnóstico completo
  • Presentar las diferentes técnicas
  • Elaborar un presupuesto personalizado
  • Seguimiento y control de resultados

 >>


Para elegir el tratamiento más adecuado para usted, consulte a nuestro médico especializado en Medicina Estética.

El Método Reabel® emplea procedimientos seguros, mínimamente invasivos, para lograr rostros y cuerpos Realmente bellos y saludables. Y ofrece soluciones individualizadas acordes a las posibilidades económicas de cada paciente.